Seleccionar página

ANDIME RECHAZA CATEGÓRICAMENTE LOS DICHOS DEL secretario ejecutivo DE LA AGENCIA DE LA CALIDAD Y EMPLAZA A LAS AUTORIDADES DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN A RESPONSABILIZARSE DEL SISTEMA EDUCACIONAL CHILENO

ANDIME RECHAZA CATEGÓRICAMENTE LOS DICHOS DEL secretario ejecutivo DE LA AGENCIA DE LA CALIDAD Y EMPLAZA A LAS AUTORIDADES DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN A RESPONSABILIZARSE DEL SISTEMA EDUCACIONAL CHILENO

Los trabajadores/as del Ministerio de Educación, con sus Supervisores/as, llamamos a cuestionar, debatir y poner en conocimiento público el flagelo, la burocracia de tanta “nueva institucionalidad, que solo ha traído retroceso a la Educación que necesitan nuestros niños, niñas, jóvenes y adultos de nuestro país”.

La Asociación Nacional de trabajadores y trabajadores del Ministerio de Educación, ANDIME; rechazan las afirmaciones que emitió el Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, Sr. Daniel Rodríguez, en el seminario internacional “Nuevas miradas en Aseguramiento de la Calidad y Evaluaciones en Educación”, organizado por el Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile, respecto a la implementación de la Ley SAC. En las que señaló: “para la orientación contamos con el apoyo de la Agencia de Calidad, la Superintendencia de Educación, que ha ido tomando un rol de acompañamiento bien interesante, que no está en su normativa, pero ha ido asumiendo ese rol y está el Ministerio de Educación que tiene el rol de apoyo directo a los establecimientos, pero ha sido más lento, más tímido e inconstante. La Agencia hace visitas de evaluación a los establecimientos con el objetivo de generar un informe para mejorar”.

Lo declarado por el Secretario Ejecutivo de la Agencia de la Calidad de la Educación, deja claramente de manifiesto la trasgresión de la normativa vigente y al desprolijo accionar de la División General de Educación de la Subsecretaría de Educación del Ministerio de Educación, que no ha sido capaz de realizar un trabajo coordinado con la Superintendencia de Educación y la Agencia de la calidad como órganos auxiliares del ministerio de Educación.

Dado lo anterior, la Agencia de la Calidad y la Superintendencia de Educación están realizando funciones que sobrepasan sus atribuciones, al transformar las Evaluaciones y Control de las Políticas Educacionales al Ministerio de Educación, en orientaciones técnicas pedagógicas a los Establecimientos Educacionales, que son tarea de la División de Educación General del Ministerio de Educación a través de la Supervisión en el territorio.

Lo reconocido por el Secretario Ejecutivo, da razón a los reclamos permanentes de los docentes en los Establecimientos Educacionales que deben recibir de cinco entidades formas y razones de actuación pedagógica: Su sostenedor, El MINEDUC, La Agencia de la Calidad, La Superintendencia de Educación, las ATES y a quien se le ocurra emitir opinión; sin tomar en cuenta los expertos técnicos del proceso educativo, como son los docentes y la comunidad educativa; lo que sí realiza la Supervisión Educacional del MINEDUC.

Es importante recordar, que ANDIME, se opuso a la Ley SAC desde su génesis; por significar duplicidad de funciones, atomización del rol rector del Ministerio de Educación, minimizar la responsabilidad del Estado con el Sistema Educacional Chileno y traspasar a entes privado su responsabilidad técnico pedagógico, externalizando la función de apoyo pedagógico a los Establecimientos Educacionales.

Los y las trabajadores/as de la Educación, estamos claros de nuestra responsabilidad con el Sistema Educacional Chileno, es por ello, que rechazamos los dichos del Secretario Ejecutivo, quien señala: “…. está el Ministerio de Educación que tiene el rol de apoyo directo a los establecimientos, pero ha sido más lento, más tímido e inconstante”, demostrando claramente su desconocimiento del rol del Ministerio de Educación y su normativa vigente, que en la Ley SAC (20.529), Artículo 8° señala: “El ministerio de Educación en su calidad de órgano rector del sistema, será el responsable de la coordinación de los órganos del estado que lo componen con el fin de garantizar una gestión eficaz y eficiente de todos ellos”.

Lo anterior implica, que las autoridades Ministeriales, principalmente al jefe de la División General de Educación de la Subsecretaría de Educación, Sr. Raimundo Larraín, responsable del Sistema Nacional de Supervisión y Apoyo Pedagógico, responda ante lo mencionado por el Sr. Rodríguez.

No podemos olvidar lo acontecido el año 2011, en el primer Gobierno de Sebastián Piñera, cuando se despidieron cientos de Supervisores porque de acuerdo a la implementación de la Ley SAC, no serían necesarios. El año 2012, por la misma Ley SAC, debieron iniciar la contratación de cientos de nuevos Supervisores a los que llamarón “Apoyo”; principalmente porque la Ley SAC, entregaba tareas y funciones específicas a la Agencia de la Calidad y a la Superintendencia de la Educación, como Órganos dependientes de la Coordinación del Ministerio de Educación, que sirven para que éste cumpla su rol rector como responsable de todo el Sistema Educacional Chileno, determinando Políticas Educacionales tendientes al desarrollo integral de los Estudiantes y al apoyo directo de los Equipos directivos y Técnicos Pedagógicos de los Establecimientos Educacionales a través de los equipos de Supervisión del Ministerio de Educación.

Los trabajadores/as del Ministerio de Educación no han debilitado ni retrasado el trabajo de Supervisión y apoyo a los Establecimientos Educacionales; son los entes privados que están lucrando con las necesidades de los Establecimientos educacionales; han sido las autoridades que han implementado de esta manera el modelo de mercado en las instituciones educativas; son los tecnócratas que desde sus oficinas creen saber las necesidades de la población, mandando sus hordas de ineficientes ahogando el Sistema Educacional, para después salir hablando por los medios de Comunicación, responsabilizando a los trabajadores/as del MINEDUC, a los docentes y a la familia de los estudiantes y además, entregando recetas como “traer profesores del extranjero”, “rifas para mejorar las condiciones estructurales del Sistema”, entre tantas sandeces.

Ayer y hoy, la realidad y Educación es tema sensible, pues allí se juega la formación de excelencia que requieren los futuros ciudadanos de nuestro país. Esperamos que los constituyentes hagan su trabajo y coloquen la Educación como prioridad y responsabilidad del Estado.

Los trabajadores/as del Ministerio de Educación, con sus Supervisores/as, llamamos a cuestionar, debatir y poner en conocimiento público el flagelo, la burocracia de tanta “nueva institucionalidad, que solo ha traído retroceso a la Educación que necesitan nuestros niños, niñas, jóvenes y adultos de nuestro país.

Por lo anterior hacemos un llamado a las autoridades a realizar un mea culpa del trabajo desarrollado en la implementación de esta ley que a la fecha solo se ha preocupado del desmantelamiento del Ministerio de Educación en todos sus niveles, sin articulación, segmentación burocrática de la función y la jibarización del Sistema Educacional Chileno.

Para finalizar, ANDIME declara:

No existe disposición alguna de la Ley 20.529 (Sistema de Aseguramiento de la Calidad, (SAC),o de cualquier otra relacionada a la normativa educacional vigente, que le entregue directa o indirectamente la función de Supervisión, Apoyo y Asesoría técnico pedagógico a la Agencia de Calidad de la Educación como tampoco a la Superintendencia de Educación, en razón de que esta es función exclusiva de los órganos competentes creados al efecto al interior de la estructura orgánica del Ministerio de Educación, en la especie, la División de Educación General, Secretarías Regionales Ministeriales y Deprov. En consecuencia, en caso alguno, la función de Supervisión, Apoyo y Asesoría técnico pedagógico, pueden ser asumidas por entidades externas al Ministerio de Educación, como lo son por definición legal, la Agencia de Calidad y la Superintendencia de Educación, en atención a que conforme al principio de juridicidad que orienta y ordena los actos de la administración del Estado, las autoridades públicas, sólo pueden obrar o actuar dentro de sus competencias exclusivamente en aquellas materias que la ley ha puesto expresamente dentro del ámbito de sus atribuciones debiendo ambas instituciones abstenerse de inmiscuirse en atribuciones que no les han sido conferidas por la ley, so pena de incurrir, en ilicitudes, las que son toleradas y permitidas por quien es el llamado precisamente a cautelar en lo inmediato, la correcta aplicación de la normativa educacional, esto es, el Ministerio de Educación.

¡¡Andime sigue en la lucha de Fortalecer y relevar el rol rector del Ministerio de Educación, el rol de la supervisión y la Función Pública de todos /as sus trabajadores/as!!

¡¡Exige al Ministro de Educación que realice el trabajo que por Ley le compete: Responsabilizarse del Sistema Educacional Chileno, coordinar y ordenar a los órganos externos del Ministerio de Educación como son la Agencia de la Calidad y la Superintendencia de Educación!!

 

Sobre el Autor

ANDIME Es la Asociación de Funcionarios del Ministerio de educación de Chile que agrupa a todos los trabajadores y reivindica derechos laborales pero también cuenta con propuesta educacional. Como Sindicato los temas ciudadanos y el Fortalecimiento del Estado permitirán lograr el bienestar social, el término de la desigualdad y el fortalecimiento de la democracia para la Paz social.

Elecciones 2021

¡Síguenos en Facebook!

Opinión

La voz de las mujeres

Búsqueda por tipo de noticias

Share This